sábado, 18 de julio de 2009

La Leyenda de las almas gemelas


Existe una leyenda griega en la que los dioses del Olimpo una vez creado el mundo vieron a los hombres muy felices, y sintieron envidia de verlos disfrutar. Después comprobaron que esa felicidad les hacia fuertes y poderosos y temieron por ellos mismos pensado que un dia los humanos querrían ser dioses también y como eran muchos podrían ser destronados del Olimpo. Asi pues se reunieron en divino conciliábulo y decidieron que partirían a cada ser en dos mitades y los diseminarían por la Tierra de forma que, deberían pasar el resto de sus vidas buscando a su complemento para recuperar la felicidad perdida. Pero solo aquellos que lograran mantener el equilibrio interno individualmente, lograrían recuperar su pareja. Desde entonces hombres y mujeres vivimos buscando a nuestra alma gemela. Es uno de nuestros trabajos mas dolorosos.

Esta historia es un simbolismo muy claro de la necesidad que tenemos de completarnos con un compañero. La teoría general que circula por el mundo es que esa pareja aporta la felicidad, pero no es exactamente así. El alma gemela es el complemento, lo cual no significa felicidad sino la posibilidad de una vez realizados los “acoples internos” podemos encajar juntos un camino evolutivo de forma que los dos avancemos y ninguno entorpezca el camino del otro. Lo más probable es que haya un amor infinito entre ellos y un enorme respeto a la libertad del otro, pero a veces no es eso lo que buscamos de la pareja. El acople también puede requerir asimismo rupturas, desencuentros y renovación de acuerdos, pero si es cierto que ambos compartiremos un objetivo común y siempre estaremos dispuesto a encontrar la formula para continuar avanzado juntos. A veces en un determinado momento del camino puede que debamos separarnos porque asi lo requiere la ley del karma, o porque nuestros destinos se bifurcan, pero el amor y su recuerdo nos acompañará el resto de nuestra vida como si estuviera nuestro lado. El alma gemela nos ayuda a crecer, es un apoyo, pero el crecimiento a veces es doloroso y no siempre estamos deseoso de alcanzar unas cotas superiores.
Hay personas que creen reconocer a su alma gemela en tal o cual persona, pero no es así. Esas personas son como dijimos antes cuerpos físicos solamente y lo que reconocemos en esa vibración es el Ser, y la energía que desprende es la que nos conecta con el espíritu con el cual estuvimos conectados en alguna existencia previa. Por consiguiente la idea de si fuimos zapateros o los reyes de Kyoto, es mas bien una proyección de nuestra mente para dar forma tangible a una vibración. Lo esencial de eso es el amor incondicional que quedo impregnado entre nuestros espíritus y por el cual nos reconocemos ahora.

(Publicado en Wikilearning)

Después de conocer esta curiosidad, ¿alguien ha encontrado o reconocido a su alma gemela?

20 comentarios:

Antonio dijo...

Dice y estoy de acuerdo: "El alma gemela es el complemento, lo cual no significa felicidad sino la posibilidad de una vez realizados los “acoples internos” podemos encajar juntos un camino evolutivo de forma que los dos avancemos y ninguno entorpezca el camino del otro". Pero, para mí no hay un alma gemela, sino que cada alma tiene algo que aportar en mayor o menor medida. Mi alma necesita beber del agua que derraman todas la demás almas, para crecer en su singularidad. La búsqueda de un alma gemela me condiciona solo a ella y eso es renunciar a las demás. Para mí, los dioses, ocultaron en el interior de los hombres todos los elementos que le llevarían a la felicidad, que les haría libres, y les obligaron a vagar por la tierra buscando esos elementos, sin darse cuenta que en su interior los van portanto. Cuando miremos en elinterior, cuando saquemos a relucir libremente nuestra singularidad veremos la universalidad del hombre y comprenderemos que nosotros somso el otro también.

Iris dijo...

Razón que convence, Antonio. En nuestro caminar por la vida siempre aprenderemos algo de todos los que nos rodean, sea mucho o poco, e incluso el reflejo de aquéllo que no queremos que nos aporten. Necesitamos un complemento, pero en la medida en que siempre estamos creciendo como personas todo lo que necesitamos sería imposible encontrarlo en un alma solamente; por ello, siendo las necesidades de cada uno tan dispares, y sin llamarlo felicidad, es bonito sentir que puedes aportar algo a alguien, algo tan grande que quiera caminar contigo y dejarte caminar, en la misma dirección y sin obstáculos.

Javier dijo...

Por muy independiente que sea una persona siempre acabara necesitando encontrar a su media naranja. El ser humano necesita tener pareja para ser feliz, sino la vida no ha tenido sentido. Pero esa felicidad no se consigue con cualquier persona, esa pareja tiene que ser la adecuada para ti, por eso estoy de acuerdo en lo de encontrar a tu alma gemela.
Me ha encantado este escrito Iris, siempre aciertas con lo que escribes.
Un abrazo.

Iris dijo...

Gracias Javier por visitar nuevamente este blog. "Esa persona tiene que ser la adecuada para ti", dices bien; pero es tan difícil que una persona reúna todo lo necesario para que sea tu "alma gemela"... A menudo conocemos personas que nos resultan tan parecidas a nosotros que nos quedamos extrañados; sin embargo, con el conocimiento verdadero de esas personas te das cuenta de que lo que a una le falta le sobra a la otra y viceversa para convertirse en el complemento gemelo e ideal de uno. Por eso te doy toda la razón cuando dices que la felicidad no se consigue con cualquier persona. Un abrazo.

Rosa Cáceres dijo...

Nadie debiera dejarse guíar por teorías ajenas. No hay dos almas iguales, por tanto, nadie tiene la fórmula mágica para casar almas.
La leyenda es curiosísima, no la conocía. Yo sabía la de la Caja de Pandora. Todos los días se aprende algo.

Iris dijo...

Ciertamente, yo también creo que no existen dos almas iguales; sin embargo es inevitable que algunas almas se dejen llevar por la esperanza de la Caja de Pandora en una búsqueda de algo que consideran reservado para ellos en algún lugar.

Lim dijo...

Filosofía esistencialista, siempre he creido en que ahí afuera, tenemos nuestro complemento, cuando conocemos a álguien no sólo tenemos que mirar el fisico sino ahondar en el interior, yo por ejemplo, tuve tres amores serios, dos adolescentes, uno duro tres años y el otro dos, pero el tiempo decidio que me faltaba algo en ambos.
El tercero fué un flechazo, mi interior decía que lo había encontrado, y en cinco meses nos casamos y llevamos veinticuatro años compartiendolo todo, felizmente sin discusiones de ningún tipo, prima el amor y el diálogo, y el vernos sonreir día a día,¿felicidad completa?, puede ser.
Gracias por pasar por mi blog Iris, un beso.

JOSÉ TADEO TÁPANES ZERQUERA dijo...

Hola Iris:
Me sorprendió leer este texto porque he escrito varias entradas hablando de este tema que me fascina en mi blog MI VIDA MÁGICA. Tengo mis teorias al respecto, y bueno, tiene mucho que ver con lo que se dice aquí, pero si te interesa el tema, te invito a visitarme en este otro blog que te he apuntado.
Un placer leerte. Besitos:
Tadeo

Anónimo dijo...

Hola Iris, interesante teoría.. No se si será o no cierta sin embargo creo que encontrar a otra persona, decidir que compartirá tu vida para siempre, ser consciente de que esa persona llena tu vida, te satisface su compañía, necesitas de su amor, de su cariño, de su calor, de su conversación o simplemente sonríes al mirar una puesta de sol porque está sentada a tu lado y no imaginas como puede ser la vida sin ella... ¿sino es encontrar un alma gemela que es?
Sino son partes de nosotros mismos desde luego son complementos que cubren nuestras precariedades para hacernos un poco mas perfectos dentro de nuestra imperfección humana.
Gracias Iris por estos ratos de lectura.
Un beso y un abrazo !!
Leónidas.

Iris dijo...

Lim, que historia más bonita; eres una persona muy afortunada y ojalá siempre sea así. Un beso

Iris dijo...

Tadeo, gracias por tu visita y por tu comentario. Lo cierto es que yo nunca había oído esta leyenda hasta que escuché hablar sobre ella días atrás, y me gustó mucho por todo lo que puede significar y por todo el contenido que lleva implícito. Sin duda me pasaré por tu otro blog para saber más sobre el tema. Celebro que te haya gustado "Silencio de amistad". Un beso

Iris dijo...

Leónidas, un placer como siempre tenerte por este espacio. Creo que todo lo que describes es amor, pero a menudo nos enamoramos de alguien que no es nuestra otra mitad, sino como bien dices, un complemento, sin duda muy necesario, seguramente para muchos, entre los que me incluyo, imprescindible. Un abrazo.

Leónidas dijo...

Gracias por tu comentario Iris, efectivamente un complemento es totalmente necesario en la vida, pero si ademas te enamoras de ese complemento y llega a ser toda tu vida logras alcanzar la "plenitud" en su sentido mas amplio.
Un beso y un abrazo!!
Leónidas.

Shang Yue dijo...

almas gemelas... otra leyenda más para tener entretenido al ser humano?

los androides tenemos una, de alma, y si mis cálculos son correctos, es completa, no demediada.

Gizeh Wilde dijo...

Iris, antes que nada dejame decirte que tienes un hermoso nombre pues yo me llamó igual.
Acabo de descubrir tu blog, & honestamente soy de la clase de personas que prefiere creer que la felicidad la encuentra uno en sí mismo, & que conocer al amor o compañero del alma no es en sí la mitad de tu ser, si no simplemente un plus. Pues no me convence la idea de tener a fuerzas estar ligado a otra persona & dejar de ser autodependientes. Aunque como dicen el amor todo lo puede. Aún asi me llamo muchisimo la atencion la leyenda esta excelente. Besos & saludos, me sigo al pendiente Cuidate!

Ruben dijo...

En mi opinion siempre hay que tratar de encontrar a tu alma gemela porque la felicidad que se siente cuando crees encotrarte delante de ella es enorme; sin embargo tan feliz se siente uno delante de ella como tan triste cuando se da cuenta de que en esta ocasión no es para ti. Un abrazo.

Vilap dijo...

hola iris un blog muy chulo me gusta mucho me psasre mas veces sobretodo por la poesia
te invito a que leas la sa del poeta
un saludo

vida dijo...

Interesante entrada Iris...
Me ha hecho pensar bastante. Y preguntas: ¿alguien ha encontrado o reconocido a su alma gemela?

Al leer la leyenda no he parado de pensar en una persona, por lo que deduzco que eso significa que sí he conocido a mi alma gemela y afortunadamente camino con ella.
Aunque... ¿sólo hay una? Se trata de mi mejor amigo, que viene y va conmigo en cada movimiento, con la libertad que evidentemente cada una de nuestras almas necesita.

Voy a seguir leyendote un rato...

Un abrazo!

Dario dijo...

Recorri cada milimetro de tu blog y es muy hermoso, seguire por estos caminos. un beso grande

maryanne dijo...

Crei en eso de las Almas Gemelas por mucho rato. Estoy casada y mi esposo es mi complemento. Pero.. encontré a una persona que sin conocerla me gustó demasiado porque eramos el opuesto, el ying y el yang. HOy esa persona se convirtió en una persona totalmente opuesta a mi que ya no se como quitarla de mi mente y de mi vida y sobre todo, ya alejarlo sin que me afecte tanto